A Fernando le conocemos desde hace muchos años y sólo tenemos palabras de agradecimiento para él. No sólo como profesional, que es de los mejorcito que nos hemos encontrado, sino también como persona. Es Involucrado, atento, cariñoso, para nosotros uno de los pilares en el tratamiento de nuestra hija. Además hay que destacar que siempre está buscando nuevas opciones / terapias para mejorar los resultados.

Juan Antonio y Pilar

(padres de Alba)

Uno de los pilares en el tratamiento de nuestra hija.